El futuro del trabajo

Arriba

El futuro del trabajo

¿Nos encontramos a las puertas de una revolución en el trabajo? El nuevo libro blanco ‘The Future of Work’ (‘El futuro del trabajo’) sugiere que así podría ser. Encargado por Esselte Corporation para conmemorar su primer centenario, el documento analiza el mundo del trabajo actual y su posible futura evolución, describiendo los principales cambios que tanto empleados como empresas deberán adoptar en los próximos años.

Los autores Richard Watson y Andrew Crosthwaite de Futures House Europe examinan algunos de los factores clave que nos obligarán a cambiar tanto nuestras formas de trabajar como nuestras metodologías de gestión, y por qué estas tendencias se están acelerando:

‘Hemos llegado a la conclusión de que, como consecuencia de internet, de las nuevas tecnologías, del notable aumento del teletrabajo, de los contratos a tiempo parcial y de la cultura de disponibilidad permanente, ahora la mayoría de la gente pasa más tiempo trabajando que durmiendo. De hecho, en 2015 alrededor del 40% de los trabajadores serán móviles. El motivo es que los trabajadores móviles ya no se realizan su trabajo en la oficina, sino dondequiera que estén - en el coche, en casa, en una cafetería, en el aeropuerto, en las instalaciones del cliente o incluso durante sus vacaciones. Y éste es solo uno de los aspectos tratados en nuestro informe que influyen decisivamente en nuestra forma de trabajar’.  - Richard Watson 

Pasajes de 'The Future of Work':

  • Conocedores de tecnologías: La Generación Y, también conocida como Generación del Milenio, domina las tecnologías mucho mejor que las generaciones anteriores.
  • La brecha generacional: La Generación del Milenio no se identifica con los directivos clásicos, por su carácter autocrático y sus estructuras de control 

- Igualdad de géneros: La creciente presencia de mujeres en el mundo laboral, y sobre todo en puestos directivos, puede tener un notable impacto económico. Equilibrar la presencia de hombres y mujeres en el mundo laboral aumentaría el PIB de EE. UU. en un 9%, el de la zona euro en un 13% y el de Japón en un 16% (fuente: Goldman Sachs).
  • Oficinas ‘sobre la marcha’: En 2015, las nuevas tecnologías permitirán a 1.300 millones de personas, es decir, al 40% del total de trabajadores, trabajar de manera móvil o remota.
  • Seguridad de la información: Las oficinas remotas y aquéllas a las que los trabajadores puedan llevar sus propios dispositivos (‘Bring Your Own Device’ o BYOD) plantearán enormes retos para la seguridad y para los procesos de almacenamiento y recuperación de datos.
  • Falta de trabajadores cualificados: La escasez de talentos en todo el mundo generará una demanda de 25 millones de trabajadores en EE. UU. y de 45 millones en Europa Occidental, imprescindibles para garantizar el crecimiento económico.

¿Qué significa? ‘The Future of Work’ concluye que la oficina tradicional está desapareciendo y que solo se mantendrá intacta donde la confidencialidad o la presencia del personal sean requisitos ineludibles. El teletrabajo se convertirá en la norma, ya que la oficina tradicional pasará a convertirse en un lugar de reunión.